Inicio / sliderok / Timonel 28-08-16

Timonel 28-08-16

Les saludo a todos con mucho cariño: “Gracia y Paz de parte de Dios nuestro Padre y de Jesucristo, el Señor”. En este 22° Domingo del Tiempo Ordinario, Jesús nos invita a revisar cómo están nuestras relaciones con los demás y preguntarnos si andamos en búsqueda constante de honores y de los mejores puestos; o, por el contrario, procuramos movernos con humildad, siendo nosotros mismos; también es una invitación a analizar qué tanto hemos colaborado en la construcción de un mundo más incluyente y fraterno. Que ésta sea una oportunidad para seguir creciendo en el amor desinteresado a Dios en nuestros hermanos.

 

Misa del Espíritu Santo en el Seminario

El pasado lunes 22 de agosto, en la Conmemoración de Nuestra Señora María Reina, celebramos la Misa del Espíritu Santo en el Seminario del Buen Pastor, mediante la cual se dio inicio formalmente al Año Lectivo 2016-2017 y se impuso la Sotana a los jóvenes seminaristas que culminaron el Curso Introductorio en Petatlán y  continúan su formación sacerdotal en la etapa de filosofía en el Seminario de Acapulco.

Ésta celebración tiene mucho significado porque es la invocación al Espíritu Santo para que asista todos los trabajos que se realicen en el Seminario en bien de la formación de los futuros pastores de nuestra Arquidiócesis. Además, se hace la profesión de fe y juramento de fidelidad de los que van a fungir durante este año como profesores de las diversas materias, y se renuevan las promesas sacerdotales de los Padres Formadores, como una señal del compromiso de formar y acompañar a los futuros sacerdotes.

Cada año, la Misa del Espíritu Santo toma un matiz diferente, sin embargo, permanece el espíritu de crecimiento y de madurez en el proceso del discipulado de cada joven seminarista. Es una invitación a seguir creciendo como personas, como cristianos y como apóstoles de Cristo.

Agradezco de corazón la colaboración de todos los sacerdotes, profesores, bienhechores, padres de familia, seminaristas, y de quienes con su ayuda incondicional, hacen posible el proceso de discernimiento y maduración de los jóvenes del Seminario. Que María Reina, les alcance a todos de su Amadísimo Hijo un sinfín de bendiciones.

Les invito a que sigamos pendientes de nuestro Seminario, apoyándolo principalmente con nuestra oración, promoviendo el surgimiento de vocaciones a la vida sacerdotal y también con ayuda económica y en especie para colaborar en la satisfacción de las necesidades de tan importante institución para la formación de los seminaristas.

 

La Construcción de la Paz: una tarea de todos

 Desde mi llegada a la Arquidiócesis de Acapulco, he insistido en la Construcción de la Paz como tema apremiante y fundamental tanto en la Iglesia como en la sociedad. Como Arzobispo, estoy convencido que Evangelizar es construir la paz en un contexto de violencia y de inseguridad, tan grave como el que padece nuestro Estado y nuestro Puerto de Acapulco.

Escuchando el clamor de miles de personas, de familias y comunidades afectadas por las diversas formas de violencia, y ante el inmenso dolor de las víctimas que requieren cercanía y acompañamiento, he señalado cinco caminos para construcción de la paz en esta Iglesia particular: Oración por la paz, educación para la paz, acompañamiento a víctimas de las violencias, construcción de capacidades de los agentes y vinculación específica con las autoridades y otros actores sociales.

Construir la Paz es una tarea y responsabilidad de todos. A todos nos perjudica que la violencia esté destruyendo nuestras familias y nuestra sociedad. Nadie puede sentirse excluido en esta labor titánica. Aunque hay muchos organismos e instituciones que están trabajando por plantear alternativas sustentables para Construir la Paz, no será posible si no nos involucramos todos.

Hago un llamado a todos para que nos sumemos a las diversas iniciativas que tanto gobierno, instituciones civiles, universidades, escuelas, iglesias y demás actores sociales estamos implementando para construir la paz; seguramente todas ellas redundarán en un mejor Acapulco y Guerrero para todos, y en Construir paso a paso la Paz que tanto anhelamos.

 

 Con mi oración, cariño y bendición
En Cristo, nuestra Paz
+ Carlos Garfias Merlos
Arzobispo de Acapulco

Check Also

Clausura de cursos del colegio Leopoldo Díaz Escudero

El miércoles 5 de julio, a las 8:00 de la mañana, tuvo lugar la celebración ...

47° Aniversario de Ordenación Sacerdotal del padre Rumbo Alejandri

  El 10 de julio de 1970, en la parroquia de San Bartolomé Apóstol de ...

Taller de Sanación de la Renovación Carismática

En el marco del festejo de los 50 años de la Renovación Carismática Católica en ...