Inicio / Catequesis Preparacion a la Llegada de un Nuevo Obispo / TEMA 6: ¿QUÉ ES LA CONFERENCIA EPISCOPAL?

TEMA 6: ¿QUÉ ES LA CONFERENCIA EPISCOPAL?

CATEQUESIS PARA PREPARARNOS A LA LLEGADA DEL NUEVO PASTOR

 

 POR: VICARÍA DE PASTORAL

OBJETIVO: Conocer lo qué es la Conferencia Episcopal, para tener claridad sobre las estructuras que ayudan el acompañamiento pastoral del Obispo en su diócesis y el caminar como Iglesia mexicana.

ORACIÓN INICIAL: POR LA IGLESIA Y LOS SACERDOTES.

Oh Jesús mío, te ruego por toda la Iglesia: concédele el amor y la luz de tu Espíritu y da poder a las palabras de los sacerdotes para que los corazones endurecidos se ablanden y vuelvan a ti, Señor. Señor, danos sacerdotes santos; Tú mismo consérvalos en la santidad.

Oh Divino y Sumo Sacerdote, que el poder de tu misericordia los acompañe en todas partes y los proteja de las trampas y asechanzas del demonio, que están siendo tendidas incesantemente para las almas de los sacerdotes. Que el poder de tu misericordia, oh Señor, destruya y haga fracasarlo que pueda empañar la santidad de los sacerdotes, ya que tú lo puedes todo.

Oh mi amadísimo Jesús, te ruego por el triunfo de la Iglesia, por la bendición para el Santo Padre y todo el clero, por la gracia de la conversión de los pecadores empedernidos. Te pido, Jesús, una bendición especial y luz para los sacerdotes, ante los cuales me confesaré durante toda mi vida. Amén. (Santa Faustina Kowalska)

 

DESARROLLO DEL TEMA

Se estima que las conferencias de obispos comenzaron a existir en 1830, cuando los prelados belgas se reunieron en Malinas, sin la formalidad de un Concilio metropolitano ni plenario, previstos tanto por el anterior Código de Derecho Canónico como por el actual.

A partir de entonces éstas fueron desarrollándose paulatinamente como entidades informales hasta que el Concilio Vaticano II las aprobó formalmente en el Decreto sobre el ministerio pastoral de los obispos:

La Conferencia Episcopal es como una asamblea en que los obispos de cada nación o territorio ejercen unidos su cargo pastoral para conseguir el mayor bien que la Iglesia proporciona a los hombres, sobre todo por las formas y métodos del apostolado, aptamente acomodado a las circunstancias del tiempo (Christus Dominus nº. 38).

En concreto, ¿           Qué es la Conferencia Episcopal?

La Conferencia Episcopal es una institución de carácter permanente y está formada por la asamblea de los Obispos de una nación o territorio determinado. Como regla general, según lo establece el canon 450 del Derecho Canónico, la Conferencia Episcopal comprende a los Obispos de todas las Iglesias particulares de una misma nación: “De propio derecho, pertenecen a la Conferencia Episcopal todos los Obispos diocesanos del territorio y quienes se les equiparan en el derecho, así como los Obispos coadjutores, los Obispos auxiliares y los demás Obispos titulares que, por encargo de la Santa Sede o de la Conferencia Episcopal, cumplen una función peculiar en el mismo territorio”.

Las Conferencias Episcopales tienen la función de promover el mayor bien que la Iglesia proporciona a los hombres, proponiendo formas y modos de apostolado convenientemente acomodados a las peculiares circunstancias de tiempo y lugar. Cada Conferencia Episcopal debe elaborar sus propios estatutos que deben ser revisados por la Sede Apostólica en los que, entre otras cosas se establecen normas sobre las asambleas plenarias de la Conferencia Episcopal, la comisión permanente de Obispos y la secretaría general de la Conferencia, y se constituyan también otros oficios y comisiones que puedan ayudar más eficazmente a alcanzar el fin de la Conferencia Episcopal. Cada Conferencia Episcopal está constituida por un Presidente, un vicepresidente y el secretario general. Después vendrán los responsables de las comisiones que cada Conferencia Episcopal haya establecido.

Fueron implementadas en 1966, por el Motu proprio Ecclesiae sactae del Papa Paulo VI, sus competencias, están claramente legisladas en el Código de Derecho Canónico en los numerales 447 a 459, y sustancialmente deben cumplir una función pastoral (c. 447).

Empero Joseph Ratzinger decía sin ambages:

El decidido impulso a la misión del obispo se ha visto atenuado, e incluso corre el riesgo de quedar sofocado, por la inserción de los obispos en conferencias episcopales, cada vez más organizadas, con estructuras burocráticas a menudo poco ágiles. No debemos olvidar que las conferencias episcopales no tienen una base teológica, no forman parte de la estructura imprescindible de la Iglesia tal como lo quiso Cristo; solamente tienen una función práctica concreta.

El Sínodo de 1985 en su relación final, pidió una profundizacción y clarificación  del status teológico de las conferencias episcopales, y sobre todo de la cuestión de su autoridad doctrinal, que condujo a la publicación de un Instrumentum laboris en 1987, remitido a todas las conferencias episcopales. En 1998 -once años después- Juan Pablo II promulgó el Motu proprio Apostolos Suossobre la naturaleza teológica y jurídica de las conferencias episcopales, cuya importancia obedece al hecho de que contribuyen eficazmente a la unidad entre los obispos y, por tanto, a la unidad de la Iglesia, al ser un instrumento muy válido para afianzar la comunión eclesial.

Los obispos no pueden autónomamente, ni individualmente, ni reunidos en Conferencia limitar su sagrada potestad en favor de la Conferencia Episcopal y, menos aún, de una de sus partes, como el consejo permanente, una comisión o el mismo presidente (Apostolos suos, 6). Esta finalidad exige, de todos modos, que se evite la burocratización de los oficios y de las comisiones que actúan entre las reuniones plenarias. No debe olvidarse el hecho esencial de que las conferencias episcopales con sus comisiones y oficios existen para ayudar a los obispos y no para sustituirlos” (Apostolos suos, 18).

Benedicto XVI, reiteró dichos conceptos, en su discurso a los obispos de la Región Centro Oeste del Brasil (15-XI-2010).

Así y todo, la dinámica de las conferencias episcopales, incide en la pastoral concreta de las iglesias diocesanas, v. gr. en la edad de recepción a la Primera Comunión, la Confirmación, la forma de recibir la Santa Comunión, los contenidos catequísticos de los subsidios, etc.

De capital importancia es la elevación de ternas a los Nuncios para la consideración de candidatos al episcopado, que de acuerdo al Código son los Obispos de la provincia eclesiástica o, donde así lo aconsejen las circunstancias, los de la Conferencia Episcopal. 

Es cierto que cada obispo, en cuanto maestro de la fe, no se dirige a la comunidad universal de los fieles, si no es en un acto de todo el Colegio episcopal. Corresponde únicamente a los fieles confiados a su atención pastoral el deber de adherirse con religioso asentimiento del espíritu al juicio del propio obispo, dado en nombre de Cristo, en materia de fe y moral (Apostolos suos, 11).

 

ORACIÓN FINAL

ORACIÓN PARA PEDIR OBISPO

Señor, Tú que elegiste a tus Apóstoles como continuadores de tu obra de salvación, y dispensadores de tus misterios, te pedimos que envíes a nuestra Iglesia Diocesana un Buen Pastor, que anuncie con alegría el Evangelio, que sea Padre y que vaya en busca de la oveja perdida y cure la herida.

Danos un Pastor sensible a la realidad de nuestro pueblo que sufre por la inseguridad y la violencia; concédele sabiduría para que consuele, acompañe a las víctimas y promueva el trabajo por la paz.

Que sepa guiar con amor y paciencia el rebaño a él confiado en tu nombre; que sea ejemplo para sus hermanos en el ministerio sacerdotal, un verdadero Maestro y Guía de tu pueblo Santo. Amén

Check Also

TEMA 3: EL OBISPO: APÓSTOL QUE SANTIFICA A SU PUEBLO

CATEQUESIS PARA PREPARARNOS A LA LLEGADA DEL NUEVO PASTOR  POR: VICARÍA DE PASTORAL   OBJETIVO: ...

TEMA 2: EL OBISPO: APÓSTOL PREDICADOR

CATEQUESIS PARA PREPARARNOS A LA LLEGADA DEL NUEVO PASTOR POR: VICARÍA DE PASTORAL   OBJETIVO: ...

TEMA 1: LA SEDE VACANTE Y LA FIGURA DEL ADMINISTRADOR APOSTÓLICO

   CATEQUESIS PARA PREPARARNOS A LA LLEGADA DEL NUEVO PASTOR POR: VICARÍA DE PASTORAL    ...