Inicio / Actualidad / Entrevista a Mons. Leopoldo González González, Arzobispo Electo de Acapulco

Entrevista a Mons. Leopoldo González González, Arzobispo Electo de Acapulco

“Quiero caminar con ustedes”

P. Víctor Nuñez

Tapachula, Chiapas, 01 de julio de 2017.- Tuve la oportunidad de entrevistar personalmente a Mons. Leopoldo González González, en la Cd. de Tapachula, luego de conocer el comunicado de la Secretaría General de la Conferencia del Episcopado Mexicano, donde se comunicaba el nombramiento que su Santidad Francisco daba a Mons. Leopoldo como Arzobispo de la Arquidiócesis de Acapulco.

Tenía mi cita programada para las 10:00 am el día sábado, en el Seminario de San José, donde se encuentran los seminaristas que estudian la etapa de preparatoria y Curso Introductorio, ahí, en ese lugar se encuentra la casa Episcopal.

Llegué muy contento con varias preguntas elaboradas por un servidor y por el P. Jesús Mendoza desde una visión social y por el P. Octavio Gutiérrez, desde una visión pastoralista. Pero después de que las leyó con cierta preocupación me dijo: ..Oiga padre, estas preguntas están muy difíciles, mucho más que los exámenes que yo te aplicaba de patrología (recordando mi etapa de seminarista, cuando estudié un tiempo en el seminario de Morelia). Sobre todo decía, porque yo todavía no conozco la realidad de la Arquidiócesis, y necesito primero caminar con ustedes, estudiar su plan diocesano de pastoral y conocer la realidad que viven.

Así que después de estudiar todas mis preguntas, las resumió en una sola respuesta que comparto con nuestros lectores, una respuesta que nos permite conocer un poco más sobre nuestro nuevo Arzobispo y visualizar desde ahora lo que será su línea pastoral.

+MONS. LEOPOLDO: Varias de las preguntas van dirigidas a qué voy a hacer ahora que el Santo Padre el Papa me ha confiado el cuidado pastoral de la querida Arquidiócesis de Acapulco.

 

Lo primero que he de hacer

Yo veo que lo primero que he de hacer es caminar con ustedes, querida Arquidiócesis de Acapulco, para aprender su andar. Su andar pastoral tiene un ritmo, que es algo muy importante y muy de ustedes, tiene una orientación que lleva a Jesús, que busca a Jesús, nuestra paz.

Este esfuerzo lo compartimos todos los discípulos misioneros del Señor al anunciar, celebrar y vivir nuestra fe en Cristo en la Iglesia. Sin embargo, el trazo del camino que ustedes recorren lo han hecho desde la realidad que se vive en esa región del Estado de Guerrero, que comparte muchas situaciones con otras regiones de nuestra Patria, pero que tiene características muy propias, de gozo y de sufrimiento, sobre todo de opresión por la injusticia y la violencia y el miedo y la división que produce.

Estas situaciones y otras que son fortalezas y luces, gracias de Dios en la comunidad y en la sociedad, han hecho que el camino a Jesús tenga también trazos muy propios. Con la ayuda de la gracia de Dios y con su esfuerzo han dibujado esos trazos en el plan y en el directorio de pastoral.

 

El camino se hace al andar

Esto será lo primero que he de hacer: leer, reflexionar el plan y el directorio de pastoral, las directrices y orientaciones que han animado y sostenido su esfuerzo por ser santos y transformar la realidad.

Pero la realidad es muy cambiante, y el Señor nos habla desde ella. Por esto, usando la expresión del poeta, el camino también se hace al andar, y no hay otra manera mejor de conocer su andar pastoral, sino caminando con ustedes.

 

Pastoral de la terapia de la esperanza

+ Desde la página del Evangelio de Jesús Resucitado en el camino de Emaús, el Papa Francisco nos mostró los pasos de lo que llamó “la terapia de la esperanza”, una pastoral del camino que antecede a la Palabra y que prepara a la Eucaristía.

¿En qué consiste esta pastoral? caminar con, mirar, preguntar y escuchar. Así hizo Jesús con los discípulos para fortalecerlos. Esto quisiera hacer al estar en medio de ustedes: caminar con, mirar, preguntar y escuchar. Sé que ustedes me ayudarán a aprender su andar, a conocer el camino que llevados de la gracia, recorren hacia Cristo, nuestra paz. Nos animaremos, nos  fortaleceremos al caminar juntos, así discerniremos con la luz del Espíritu Santo la palabra que hemos de decir para orientar y vivir la comunión, reconociendo a Jesús en todo aquel a quien encontramos en nuestro el camino, especialmente el que ha sido víctima de la violencia y se encuentra tirado en la orilla. Acapulco y su entorno es un rostro muy bello de nuestra casa común. Pero también ha sufrido de violencia y hemos de hacer las paces con ella.

 

Mi estado de ánimo

+ Mi estado de ánimo ante el nombramiento: ya lo he compartido. En parte, es de una gran sorpresa. No es solo lo inesperado de la designación, sino que el Señor me sorprende con su amor y su confianza. Veo su voluntad en la decisión del Papa. Por ello, aunque sorprendido tengo una gran esperanza. Él ha visto la realidad de su pueblo, es su pueblo amado, son sus hijos muy amados y me envía en medio de ustedes.

 

Cercanía con las víctimas de la violencia

Con ustedes y para ustedes al llegar he de saludar con el saludo de la paz, que no es solo un buen deseo, sino el propósito de continuar en el esfuerzo de cercanía a quienes han sido víctimas de la violencia para ayudarles a sanar; en animar y fortalecer el esfuerzo que han emprendido por conjuntar a todas las personas en la búsqueda del bien común construyendo las bases sobre las que se asienta la paz.

 

Nuestra conversión personal

Una muy importante es nuestra conversión personal, porque es en el interior de cada persona donde se toma la decisión de actuar en la justicia, en el respeto, en la solidaridad, de no ser nunca una amenaza para nadie, de ser en todas partes la bendición que Dios ha hecho de cada uno de nosotros. La conversión también les ha llevado a mirar las estructuras y preguntarse:

¿Qué estructuras hacen más difícil la construcción de la paz?

¿Qué estructuras nos inclinan a ser corruptos?

¿Qué hábitos y conductas nos han llevado a deteriorar nuestra casa común?

Este llamado a la conversión es una palabra fuerte e insistente del Señor a quienes recorren caminos de muerte, que han hecho surgir este ambiente de inseguridad y de miedo, a ellos hemos de seguir diciéndoles que el Señor los ama y los llama a recapacitar, a dejar de hacer el mal, a resarcir el daño hecho siendo para todos la bendición que Dios hizo de ellos al crearlos. Con esa fuerza e insistencia hemos de seguir pronunciándola.

 

Tristeza al separarme de la diócesis de Tapachula

También en mi estado de ánimo está la tristeza al separarme de la querida diócesis de Tapachula. He de decir una palabra de perdón sobre todo por el bien que dejé de hacer. Una palabra de perdón por las veces que me equivoqué al tomar algunas decisiones, por el trato brusco y la respuesta cortante en algunas ocasiones. No fue que quisiera hacer mal, fue la falta de sabiduría y no tener en cuenta los límites de debilidad. Pero sobre todo una palabra de gratitud por tanta bondad que tuvieron conmigo. Agradezco al Señor que me dio la gracia de mirar su rostro, compartir su vida y llevarles conmigo.

 

A nuestros lectores de Mar Adentro: La Toma de Posesión de Mons. Leopoldo como Arzobispo de Acapulco, será el próximo 29 de agosto del presente, a las 12:00 horas Tentativamente en el Centro de Convenciones ¡Los esperamos! 

 

¡BIENVENIDO MONS. LEOPOLDO GONZÁLEZ GONZÁLEZ!

Check Also

Clausura de cursos del colegio Leopoldo Díaz Escudero

El miércoles 5 de julio, a las 8:00 de la mañana, tuvo lugar la celebración ...

47° Aniversario de Ordenación Sacerdotal del padre Rumbo Alejandri

  El 10 de julio de 1970, en la parroquia de San Bartolomé Apóstol de ...

Taller de Sanación de la Renovación Carismática

En el marco del festejo de los 50 años de la Renovación Carismática Católica en ...