Inicio / Actualidad / Atención pastoral de la devoción a san Judas Tadeo

Atención pastoral de la devoción a san Judas Tadeo

Pbro. Lic. Juan Carlos Flores Rivas

 

Cuando nuestros lectores de Mar Adentro lean estas líneas, estaremos viviendo todavía en medio de la resonancia de una de las fiestas que en los tiempos presentes ha alcanzado gran popularidad: la devoción al glorioso Apóstol San Judas Tadeo. Esta devoción en Acapulco, ha tenido al Barrio de Tambuco (en el área de Caleta) como punto de referencia, de donde ha recibido su principal impulso. Tomar la devoción al Apóstol abogado de las causas difíciles, significa para los pastores de la Iglesia un reto desafiante, de frente a las preconcepciones y atavismos que la pastoral ha formado o en las que se ha instalado, y que reclaman del pastor ser testigo y ser solidario con la búsqueda del pueblo que tiene su fe en Dios y en uno de sus santos. Evidentemente, prevalece un complejo fenómeno social y cultural, no exento de contradicciones y riesgos, pero que se presenta como uno de los mayores espacios de oportunidad para la Iglesia en México.

 

            Le devoción juvenil a San Judas Tadeo es un fenómeno social que ha despertado gradualmente la curiosidad de investigadores, periodistas y de la sociedad en general. ¿Cuáles son los factores que provocan que los jóvenes se acerquen a la figura de San Judas Tadeo? No es casualidad que el incremento de la devoción juvenil por San Judas Tadeo, el “patrón de los casos desesperados” se dé en un tiempo en el que recientemente el país es azotado por una crisis que tiene a los jóvenes como su principal destinatario; los jóvenes son objeto de vulnerabilidad social. La devoción religiosa se presenta como una respuesta muy concreta, entre sus plegarias, la juventud encuentra respuestas eficientes. Cada día 28 de mes, no faltan en el Barrio de Tambuco, jóvenes que prenden su veladora para pedir salud, trabajo, paz, y el bienestar propio y de su familia. Tampoco faltan, quienes agradecidos, oran después de haber recibido innumerables favores.

 

La popularización del fenómeno religioso visto como devoción a San Judas Tadeo, nos vuelve a recordar, que a pesar de todas nuestras abstracciones pastorales, y nuestra indiferencia intelectualista, la religión en México, continúa siendo un fenómeno de masas, una dinámica de masas, que no espera que los pastores salgan de su marasmo, sino que es capaz de interpretar e impulsar sus creencias, dando identidad y cohesión al pueblo de Dios. El contexto de crisis, no logra sofocar la fe, y sus diversas manifestaciones, sino que es la fe, la que se presenta como válvula de escape, como fuerza que impulsa, como consuelo que reconforta.

 

            El resurgimiento de la devoción a San Judas Tadeo, es una religiosidad totalmente moderna. En Acapulco inicia a partir del 25 de junio de 1977, cuando Monseñor Rafael Bello Ruiz, Obispo de Acapulco, recibe de Monseñor Anselmo Zarza Bernal, Obispo de León, Gto. “…la reliquia de San Judas Tadeo que consiguió en forma tan extraordinaria de las Madres Agustinas”… y el Señor Obispo tiene entonces el atino de mostrarlas a la veneración de los fieles en el Barrio de Tambuco. A partir de entonces, gracias a la veneración de las reliquias del glorioso Apóstol San Judas Tadeo en el Templo de Tambuco, comenzó a ser identificado el lugar con la devoción al Apóstol de las causad difíciles, gracias que los fieles de los barrios históricos de Acapulco acudieron a este lugar. El próximo año, entonces, estaremos celebrando los 40 años de esta devoción.

 

            Ahora sabemos, incluso, gracias a los estudios históricos, que la Imagen de San Judas Tadeo llega al Templo de San Hipólito en la Ciudad de México, en 1968, y será solamente hasta 1986, cuando la devoción se instala definitivamente, y la Sagrada Imagen es colocada en el altar principal, a partir de entonces comienza a extenderse su culto por todas partes. Esto quiere decir que Acapulco, en manera alguna es la menor entre todas la Iglesias, pues incluso en esta materia, la devoción al Apóstol de las causas difíciles, llega muy pronto en auxilio de sus fieles.

 

Más allá de las opiniones que ponen en tela de juicio la veracidad de las creencias religiosas y las prácticas sociales en torno a la devoción, el estallido de la religiosidad en torno a San Judas Tadeo expresa un genuino fervor religioso de fondo, que exige ser acompañado desde el Evangelio. Y desafía a las buenas conciencias, recordando que la fe se expresa socialmente, cuando muchos ya la daban por cancelada del ámbito social, y sobre todo, que la fe constituye una respuesta, eficiente, frente al malestar social, que a los ojos de muchos, no puede ser remediado sin la ayuda de Dios y de sus santos. Te esperamos cada día 28 de mes en el Barrio de Tambuco: Santa Misa 7:00 a.m. 1:00 p.m. 6:00 p.m. y 7.30 p.m.

Check Also

Clausura de cursos del colegio Leopoldo Díaz Escudero

El miércoles 5 de julio, a las 8:00 de la mañana, tuvo lugar la celebración ...

47° Aniversario de Ordenación Sacerdotal del padre Rumbo Alejandri

  El 10 de julio de 1970, en la parroquia de San Bartolomé Apóstol de ...

Taller de Sanación de la Renovación Carismática

En el marco del festejo de los 50 años de la Renovación Carismática Católica en ...